Archive | Zócalo RSS for this section

Entrevista bajo la ciudad de las lonas

Hace una semana fui a la plancha del Zócalo de la Ciudad, la cual, hasta el día de ayer al mediodía (13 de septiembre del 2013) albergaba a miles de maestros afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en su mayoría integrantes de la Sección 22, que es la que agrupa a los trabajadores del estado de Oaxaca. Tras varias semanas de manifestaciones, se han escrito y dicho miles de cosas sobre esta situación, sin embargo ¿cuanto de toda esa información ha sido para dar los puntos de vista de los maestros? ¿Qué fue lo que los motivó a venir a la capital y cómo sobrellevan la cobertura mediática, el clima y las amenazas (hoy cumplidas de desalojo)?

Al salir del metro por el acceso cercano a Palacio Nacional, uno puede confundirse: las multitudes, ruidos y vendedores característicos del corazón de la Ciudad de México siguen ahí, si no es que más numerosos por la inminente llegada de los festejos del Día de la Independencia de México y algo más, no hay vehículos circulando alrededor de la plancha del Zócalo debido al gigantesco campamento establecido en la zona; una vez dentro se ve a peatones circular con calma, tal vez con algo de curiosidad o molestia, ambas disimuladas, también hay un fuerte olor a carbón de ocote y a humedad; bajo las tiendas hay personas sentadas, durmiendo o leyendo, mientras en algunas lonas se realizan reuniones entre los miembros de las delagaciones y sectoriales que integran a la CNTE.

Bajo una de las lonas se encuentran dos mujeres y un hombre; una de ella calienta en su anafre chiles envueltos con papel alumino, mientras la segunda mujer acomoda algunas cosas bajo la lona, como unas pocas bolsas con granos. El hombre llamado charla con ellas, hasta que me acerco; superada la desconfianza inicial, él acepta responder mis preguntas.

Roberto Arriola Pérez es un originario de Michoacán, sin embargo él trabaja como profesor de primaria en una escuela bilingue e intercultural en Santa María Yucunicoco, del distrito de Juxtlahuaca, perteneciente a la región Mixteca de Oaxaca. La comunidad queda a hora y media de camino de donde llega el autobús, no tienen tiendas comunitarias ni CONASUPO, mientras que la escuela en la que trabaja no tiene energía electrica, ni servicio telefónico, evidentemente tampoco Internet.

Roberto me dice que el motivo por el que decidió venir a la Ciudad de México fue el movimiento sindical que busca frenar la reforma educativa; lo que el considera que le perjudica más de esta es su perspectiva globalizada “de entrada, los librosde texto de un niño que vive en la ciudad no puede ser igual a los de las comunidades en las que trabajamos. Si tu le preguntas a un niño de la comunidad que es un semáforo no podría darte un punto de vista porque pocos los conocen, es como si tu le preguntaras a un niño de aquí si conoce o sabe lo que hace un burro, creo que sólo lo sabría si lo ve en el zoológico, si es que tienen burros ahí. Son entornos muy distintos, el que no lo vean es lo que nos afecta mucho”.

Me dice que no están en contra de la evaluación, de lo que están en contra es de las formas en que se quiere aplicar y la falta de contaxtualización, es decir que se apliquen por secciones, de acuerdo con las características de cada una, ya que, repite, el entorno rural es muy distinto al urbano y no se le puede preguntar lo mismo a los maestros y a los niños de estas zonas. Además de que poco a poco el estado cederá su responsabilidad sobre la escuelas a los padres de familia, los cuales en muchas ocasiones no cuentan con los recursos necesarios.

Vino solo, su familia se quedó en casa, el único que trabajaba era él, pero ahora con esta reforma laboral y educativa “a lo mejor el único que no va a trabajar voy a ser yo, porque en la casa y en la familia han tenido que buscar la manera de supervivir, porque el sueldo de maestro no alcanza”.

Me comenta que cada maestro vino por sus propios medios, algunos llegaron en autos propios o de familiares de la capital, otros juntándose con otros para rentar vehículos. Cuando le pregunto si la Coordinadora puso algún vehículo él y su compañera del anafre me responden que no “la Coordinadora está más jodida que los que estamos aquí, cada quién viene como puede”.

-¿Cómo se siente usted al estar aquí en la capital, lejos de su familia?-

-De la vil tristeza hermano, mira, estamos en condiciones insalubres, dormimos en el piso, la gente nos mienta la madre. No estamos luchando sólo por un proyecto del estado de Oaxaca, estamos luchando por un proyecto educativo a nivel nacional, desafortunadamente muchos estados no se han unido y ahora que estamos desgastados y cansados, hay estados que apenas quieren agregarse a la lucha-

Lleva tres semanas en el campamento, dice que no se están adaptando a nada, están superviviendo en condiciones que ningún diputado se imagina. Los comerciantes de la zona se quejan de que les estorban pero Roberto dice que el contrario, que ellos les han traído una gran derrama económica, ya que les cobran por el uso de agua y buena parte de lo que consumen lo tienen que comprar; además de recurrir a baños públicos y hoteles para sus necesidades e higiene personal, también algunas veces buscan con quién lavar su ropa, otras compran el agua y el jabón para lavarla ellos mismos, pero con las lluvias, esta no se les seca por completo.

Respecto a sus alimentación, me dice que muchos trajeron con ellos algunos alimentos regionales, pero esto ha sido insuficiente ya que se acaba a lo largo de las comidas del día, también la gente de sus regiones les está mandando alimentos, como semitas y más productos de la zona, pero son tantos que les toca muy poco a cada quién, me explica que por eso, la mayoría de lo que consumen lo están comprando en la ciudad.

Derivado de esto, me dice que los pagos que se les tenían que dar durante el periodo vacacional se detuvieron, “el gobierno es muy hábil”, por eso mismo el dinero que están gastando aquí lo trajo cada quien, buscando la forma de conseguirlo para venir a la capital en su intento por frenar la reforma.

Otro de los puntos de mayor cuestionamiento a los maestros es la obtensión de sus lonas y tiendas de campaña, respecto a esto Roberto me responde: “dicen que estamos gastando mucho dinero en las tiendas de campaña, pero esta lucha lleva 32 años y en esos años, por pesitos, donativos y cooperaciones las hemos comprado para este tipo de situaciones.; estas lonas no se compraron ayer, hay lonas que tienen años, si te pones a analizar lonas , hay algunas con hoyos, están parchadas; si alguno de ustedes quisiera darse la oportunidad de quedarse una tarde o noche en una de las lonas o tiendas de los compañeros y en ese momento llueve, van a ver que la tienda tiene hoyos y el agua se mete por abajo, se ven bien, pero tienen años,porque se han ido comprando”. Y por una coincidencia el viento comenzó a soplar con mayor fuerza sacudiendo las lonas y tiendas, menos de una hora después comenzaría un fuerte aguacero que ese mismo día que dañó cientos de casas en otros puntos de la ciudad.

Me explica que los rumores, anuncios y una distribución del grupo por porcentajes han formado parte de sus tácticas: “a veces se puede decir que no hay actividad, y de repente ya tenemos bloqueado algún lugar; si ahorita te decimos que vamos a ir a bloquear tal lugar, ahí van a ir los granaderos, lo bueno es que tal vez nunca nos van a encontrar porque no vamos a ir, el curso de la marcha puede variar en unos minutos. No es una estrategia que yo te pueda revelar porque ni yo la tengo bien definida”.

En cuanto al trato recibido por la cobertura informativa considera que Televisa y TV Azteca los han tratado de lo peor llamándolos flojos y vándalos a pesar de sus constantes llamados a conducirse con cordura y sin provocar violencia; remata diciendo que estas empresas sólo han estado desinformando a la gente y que ni siquiera sus conductores de noticieros se han tomado la molestía de enterarse de sus demandas o hablar de manera directa con ellos. De acuerdo a él, La Jornada y Proceso son los medios que han abordado el tema con mayor neutralidad pero que ninguno de ellos los apoya.

-¿Ustedes que opinan del descontento generado entre la ciudadanía capitalina?-

-Mira, el descontento lo vemos y nos sabemosconcientes de la situación, desafortunadamente hay muchos empresarios y gente que no ha leído. No sólo a los maestros nos suben el precio de la gasolina, el pollo, el transporte o los impuestos, es a todos, lamentablemente los que están dentro del monopolio o esa clase económica y política no les importa porque no les afecta porque ellos tienen su dinero, hay muchos empresarios hoteleros y restauranteros de la ciudad que no pagan impuestos- Cierra diciendo que mucho de ese descontento se debe a la desinformación y a la acción de los medios de comunicación, que mucha gente inicialmente molesta, luego de enterarse de sus motivos ha decidido apoyarlos aunque sea con algunos víveres.

Ante la pregunta de que si planean participar en el mítin del domingo 8 organizado por Andrés Manuel López Obrador, me responde que la Coordinadora no está con ningún partido y que la participación es a título personal, en su caso, él no apoya a ningún político ya que está más enfocado en proteger su trabajo, pero que si los motivos de AMLO son honestos y busca proteger el petroleo lo vería como algo positivo, ya que considera que eso es lo que le falta a la sociedad: que le expliquen en que consisten las reformas estructurales y cómo pueden afectarlos.

Para concluir, me dice que no tienen una fecha de partida definida, que su objetivo es franar la reforma, que eso sería un motivo de gran orgullo al regresar a sus lugares de origen y que sería maravilloso llegar con los alumnos que los están esperando para decirles que frenaron la reforma y no van a tener que pagar instalaciones, desayunos o libros escolares. Recalcó que no la considera una reforma porque no habla de beneficios, sólo de afectar al trabajador olvidando mejorar las escuelas y sus condiciones.

Le di las gracias, le pregunté a sus compañeras si ellas querían que las entrevistaran pero me respondieron que tenían que comer porque les tocaba turno de vigilancia ya que aparte del viento y las lluvias, el desalojo era otra de sus principales preocupaciones.

***

Cada quién es libre de formar su propia opinión, pero el viernes 6 de septiembre de nuevo confirmé que la realidad es sumamente compleja y que hay que en un conflicto de este tipo hay que darle el mismo peso y oportunidad a las distintas posturas sobre el tema ¿Has visto algo así en televisión? ¿Que opinas de esta situación?

Sean libres de dar su opinión, sólo ya saben, seamos respetuosos

Advertisements