Archive | Diseño RSS for this section

Diseño del libro

El libro es un invento increíble, como tal es una combinación entre dos tipos de contenidos: uno intangible, que es el texto y el físico, que es la combinación de papel, tinta, cartón, junto con la forma de organizarlo y el propósito de esta.

gran-gatsby

En entregas anteriores  explicaba la manera en que el texto llegaba a la editorial para ser luego corregido, en esta ocasión les escribo sobre el diseño, es decir, la labor de construir de manera física el libro a partir de distintos factores como la intención del texto o la economía.

En toda producción editorial es imprescindible que haya una persona encargada de definir cómo será el libro físicamente, el hecho de que sea una persona especialmente contratada para esto o la labor sea realizada por el impresor o el editor depende del tamaño de la empresa y del capital financiero del que disponga esta.

El diseñador se encarga de definir detalles de la apariencia del libro físico que muchos de nosotros vemos como algo natural, por ejemplo, las medidas de la página, además del tamaño de letras, márgenes e interlineados, junto con la definición de la ubicación de estos elementos y decidir el tipo de papel, encuadernado y portada que se requiere.

int_detalle_interior_libro_big

Para esto, el perfil del diseñador deber de ser una persona conocedora de los procesos de impresión y los recursos editoriales a su disposición; tener las capacidades creativas para lograr que un  libro sea  un objeto atractivo que al verlo aporte más potencia a la transmisión del mensaje del autor, sin olvidar que características requiere el libro de acuerdo a su contenido.

Algunas de las actividades primordiales que realiza el diseñador son:

  • Calcular el tamaño del libro: Para realizar esto el diseñador debe saber cuantos caracteres tiene el manuscrito; el propósito es saber con cuanto espacio se cuenta, el tamaño del texto, el de las letras y la cantidad de páginas. El tamaño de la letra y del texto son elementos que varían de acuerdo a la intensión y el público al que se dirigen, como los libros pequeños de curiosidades o los libros de letras grandes para vistas cansadas.

Este cálculo solía hacerse mediante multiplicaciones y estimaciones, sin embargo los actuales procesadores de texto han simplificado la tarea enormemente.

  • Definir el diseño básico del libro: Esta parte del proceso implica en tomar las decisiones básicas como el tamaño de la letra, el consumo del papel y lo presentación que haga más atractivo el tipo de texto contenido en el libro.
  • Trabajo artístico: el diseñador debe decidir si se debe agregar material adicional, que tipo, los tamaños y el tipo de texto que lo debe acompañar.
  • Diseño de cubiertas y forros: Se debe de decidir que recursos de utilizarán  para el título del libro, los materiales de las portada, las ilustraciones y los simbolismos que se realicen con estos y otros elementos para transmitir la intención del autor desde el primer momento para capturar al lector.
  • Selección de equipo y materiales:  En esta parte se deben de seleccionar materiales en función del costo, del tipo del libro o de la calidad deseada. Además de elegir una imprenta de acuerdo a sus especialidades, la calidad de su trabajo y el costo. En esto también se puede incluir la búsqueda de una calidad y tipo de impresión que resalte el contenido del libro.
  • Encuadernación

El autor recomienda a los interesados en convertirse en diseñadores editoriales algunas cosas como: aprender lo más posible sobre los procesos editoriales para saber con que se puede trabajar y experimentar y estudiar múltiples ejemplos del arte gráfico.