Archive | April 2013

El futuro del libro

e-Book-Vs.-Libro-tradicionalEn entregas anteriores he resumido algunos textos  sobre el proceso editorial y la gran cantidad de personas involucradas en la creación de uno de los inventos que ha marcado a la humanidad.

En esta ocasión mi texto parte de un estudio sobre el impacto de las nuevas tecnologías (internet, eBooks, tabletas, etc.) en los procesos de producción editorial.

El primer proceso que se ha transformado es el intelectual,  el cual consiste en la adquisición, manipulación, análisis y síntesis de la información para generar ideas y conocimiento. El avance tecnológico ha modificado esto con el paso del tiempo, en el caso del internet, ha puesto de manera más accesible conocimientos de distintas partes del mundo, por lo que ha incrementado la capacidad de obtener información y crear nuevas ideas, estas a su vez, son más fáciles de difundir a grandes cantidades de personas.

Este acceso y difusión de información más sencillos han provocado también reacciones adversas y una reconsideración del papel de los autores, la propiedad intelectual y la protección de esta.

También se señala en el análisis que las nuevas tecnologías han traído inventos como los eBooks o los libros sobre demanda (tu seleccionas el título y se te imprime en cuestión de minutos) que han reducido una buena parte de los procesos de producción y distribución de libros, además de reducir los intermediarios e incrementar las ganancias de la casa editorial.

Los eBooks ofrecen portabilidad y acceso a miles de ejemplares, pero también se pierden cualidades como la experiencia sensorial con los ejemplares, la propiedad sobre el objeto y una volatibilidad en un sentido distinto al de los libros impresos. Además de efectos neurológicos como una mayor distracción y una menor velocidad de lectura, junto con la demanda de un mayor contenido multimedia.

Estas nuevas formas de acercar a la lectura ofrecen nuevas posibilidades y ventajas; tomando en cuenta que son innovaciones relativamente recientes es muy pronto para ver sus repercusiones en las formas de leer, con su respectivo impacto en el aprendizaje, lo que queda claro es que si bien los factores de tiempo y dinero han afectado a la producción en papel, esta tecnología tiene efectos que no han podido superar las nuevas tecnologías y que los hacen tan necesarios para seguir difundiendo el conocimiento.

La venta del libro

ventasPara llegar a este punto ha ocurrido previamente un proceso largo y complejo ( si me han acompañado en los resúmenes previos se los agradezco, si no los invito a leer las entregas previas), ahora, la fase que concluye el proceso editorial, es la venta.

Entre las preocupaciones del departamento de ventas y distribución está el de definir una estrategia que aumente las posibilidades de que el ejemplar cuente con una amplia difusión. El autor hace la alcaración de que no es solamente para maximizar las ganancias y recuperar la inversión, también se relaciona con el papel de difusor cultural de una empresa editorial.

Al respecto de la fijación del precio, el primer paso para ello es determinar el costo real por ejemplar a partir de los costos de producción y el tiraje, además de factores como el contenido o la necesidad que tienen los usuarios del contenido del libro (por eso los libros de medicina o de computación son tan costosos, porque saben que muchos si pagarán esos precios altos porque los necesitan). También se toma en cuenta el método de comercialización y la competencia.

Algo que debe tomar en cuenta el departamente de distribución y ventas, sin importar si es un numeroso grupo de empleados o sólo una persona a cargo, es que hay cuatro categorías de clientes y la estrategia para cada uno es diferente.

1)Clientes individuales: En este caso, la editorial tiene mecanismos de contacto directo entre esta y los clientes, estos pueden ser la venta y promoción por correo (actualmente mediante las paginas electrónicasde las editoriales y suscripciones a sus boletines), librerías de la editorial (como Porrua), clubes de libro o sistemas de suscripción.

2)  instituciones: Los convenios con instituciones tales como escuelas (seguro a alguno de ustedes le ha pasado en algún momento de su vida escolar), bibliotecas, campañas de alfabetización o instituciones centradas en la difusión de la cultura, gubernamentales o de otro tipo (por ejemplo, en México la SEP , además de las secretarías de educación o de cultura de las entidades federativas). En estos casos se requiere de representantes de la editorial presenten los títulos a los encargados de la institución o en algunos casos, a partir de mecanismo para atraer la atención de los organismos.

3) Los vendedores al menudeo cuentan con una amplia cantidad de títulos de distintas editoriales y venden al cliente en números reducidos de ejemplares (usualmente de uno en uno); en esta categoría se encuentran las librerías, clubes de libros, compañías de distribución masiva o de venta por suscripción o vendedores ambulantes

4) Mayoristas: Estos son, en teoría, los intermediarios entre las editoriales y las instituciones o los vendedores al menudeo. Debido a que compran grandes volúmenes de libros, su venta el menudeo es una competencia desleal para los minoristas. (aprovechando, les comparto el texto de la Ley del Libro mexicana y un texto analizándola para que opine al respecto).

 Sin importar el cliente se deben de seguir tres pasos fundamentales: Promoción, conseguir pedidos y la entrega de estos.

La promoción se enfoca principalmente en dar a conocer los títulos y convencer a los posibles compradores de adquirir los títulos.

La obtención de pedidos se basa en representantes de la editorial mostrando la oferta de esta a representantes de instituciones y tratando de promover la venta de uno o más títulos.

La preparación y entrega de pedidos consiste en revisar las existencias, garantizar el almacenajes y dependiendo del volumen de compra, gestionar lo referente a empacado y gastos de envío de los materiales solicitados

Relacionado con  esto, el autor señala que en caso de que el libro vaya a ser exportado se deben de tomar en cuenta elementos como el idioma, los obstáculos políticos, de censura y los factores económicos.

Así que como leen, la venta de libros es compleja e involucra un gran trabajo de equipo para realizar en trabajo de ventas.

Datus C. Smith, Jr. Guía para la publicación de libros.

El libro por dentro y por fuera

El libro por dentro y por fuera

Una vez explicados algunos de los primeros pasos de la elaboración editorial, es momento de señalar algunas de las características físicas del libro y cuya definición es una labor principalmente de impresores y diseñadores; estas decisiones giran en gran medida alrededor del valor económico y del propósito del libro, sin embargo se toman otros factores en consideración.

Zavala realiza la descripción de las características a la vez que explica sus funciones o las posibles variaciones en cada caso. Aclaro que esta reseña solamente pondré los elementos de alta importancia, algunos los suprimiré, primero por no cansar y segundo para invitarlos a leer completo el texto original*.

1-      Cubierta: Esta tiene que indicar quien es el autor, nombre completo de la obra y si pertenece a una colección y el nombre de la editorial, pero el autor aclara que alguno de estos elementos puede abreviarse o suprimirse con motivos estéticos.

Image

2-      Páginas falsas: son las dos primeras páginas del libro y son dejadas en blanco como cortesía de la editorial, en la práctica es el espacio que muchos aprovechar para poner algún mensaje, marcarlo con su nombre (o si el un regalo, el del destinatario) o mejor aún, para la firma del autor.

3-      Antes de la portada está la Falsa portada o portadilla , usualmente en la página 3 y que suele llevar únicamente el título de la obra, si pertenece a una colección y si se da este caso, quien dirige la colección.

4-      Portada: es la parte en que se consigna el nombre del autor, el de la obra, nombre y logotipo de la editorial, lugar de esta y en ocasiones también se incluye el nombre de el traductor, prologuista, ilustrador, etc.

5-      Página legal: es en la que se imprimen los datos legales indispensables para cada libro como el propietario de los derechos del libro, fecha de publicación, nombre y domicilio de la editorial, el número de ISBN del libro (International Standard Book Number , es un código numérico  de 10 o 13 dígitos creado en Reino Unido en 1966 para identificar a nivel internacional a los libros ) y el lugar de impresión.

6-      Dedicatoria o epígrafe

7-      Índice general: Es la lista con las partes del libro, aunque por comodidad debe ir al inicio, esta es una decisión variable y puede ir también al final.

8-      Respecto al texto, Zavala lo define como “el cuerpo escrito del libro” y menciona que dentro del contenido escrito pueden ir ilustraciones, mapas, cuadros y otros complementos que enriquezcan la lectura y refuercen el contenido del texto

9-      El colofón,  de manera similar a la página legal, obedece a  cuestiones legales y es donde se indican datos como el nombre y la dirección del impresor, la fecha en que se terminó de imprimir la obra

10-   Y finalmente la contraportada, en donde dependiendo de la editorial se ofrece una  breve reseña del libro o una semblanza sobre el autor y su obra.

Como un punto importante a definir en un título y en la colección a la que pertenece está  el establecimiento de jerarquías tipográficas de manera que un mismo tipo de tipografía desempeñe la misma función a lo largo de todos los títulos.

En cuanto al tamaño del libro, cuando el proceso era manual, la medida básica era de 32×44, y los otros tamaños eran solamente versiones del primero partido en mitades, sin embargo en los años posteriores las medidas se han diversificado a tal nivel que hay en algunos países hay normas especiales para imprimir. Pero en general se mantiene el hábito de determinar el tamaño del papel a partir de doblar a la mitad la hoja.

Aparte del tamaño, también se debe de considerar la calidad del papel en el que se va a imprimir; los factores que determinan esto son el grosor, la opacidad, el tamaño, la textura, el peso , el color y su absorción de tinta.

El tipo de papel y las características anteriores se determinan a partir del tipo de contenido del libro (se necesita una calidad mayor de papel para imprimir puras imágenes que para un texto), el costo económico, etc.

Zavala Ruiz Roberto. El libro y sus orillas. Ed. Fondo de Cultura Económica. México, 2012.

*Cualquier duda o aclaración ya saben que son bienvenidas en los comentarios.

Diseño del libro

El libro es un invento increíble, como tal es una combinación entre dos tipos de contenidos: uno intangible, que es el texto y el físico, que es la combinación de papel, tinta, cartón, junto con la forma de organizarlo y el propósito de esta.

gran-gatsby

En entregas anteriores  explicaba la manera en que el texto llegaba a la editorial para ser luego corregido, en esta ocasión les escribo sobre el diseño, es decir, la labor de construir de manera física el libro a partir de distintos factores como la intención del texto o la economía.

En toda producción editorial es imprescindible que haya una persona encargada de definir cómo será el libro físicamente, el hecho de que sea una persona especialmente contratada para esto o la labor sea realizada por el impresor o el editor depende del tamaño de la empresa y del capital financiero del que disponga esta.

El diseñador se encarga de definir detalles de la apariencia del libro físico que muchos de nosotros vemos como algo natural, por ejemplo, las medidas de la página, además del tamaño de letras, márgenes e interlineados, junto con la definición de la ubicación de estos elementos y decidir el tipo de papel, encuadernado y portada que se requiere.

int_detalle_interior_libro_big

Para esto, el perfil del diseñador deber de ser una persona conocedora de los procesos de impresión y los recursos editoriales a su disposición; tener las capacidades creativas para lograr que un  libro sea  un objeto atractivo que al verlo aporte más potencia a la transmisión del mensaje del autor, sin olvidar que características requiere el libro de acuerdo a su contenido.

Algunas de las actividades primordiales que realiza el diseñador son:

  • Calcular el tamaño del libro: Para realizar esto el diseñador debe saber cuantos caracteres tiene el manuscrito; el propósito es saber con cuanto espacio se cuenta, el tamaño del texto, el de las letras y la cantidad de páginas. El tamaño de la letra y del texto son elementos que varían de acuerdo a la intensión y el público al que se dirigen, como los libros pequeños de curiosidades o los libros de letras grandes para vistas cansadas.

Este cálculo solía hacerse mediante multiplicaciones y estimaciones, sin embargo los actuales procesadores de texto han simplificado la tarea enormemente.

  • Definir el diseño básico del libro: Esta parte del proceso implica en tomar las decisiones básicas como el tamaño de la letra, el consumo del papel y lo presentación que haga más atractivo el tipo de texto contenido en el libro.
  • Trabajo artístico: el diseñador debe decidir si se debe agregar material adicional, que tipo, los tamaños y el tipo de texto que lo debe acompañar.
  • Diseño de cubiertas y forros: Se debe de decidir que recursos de utilizarán  para el título del libro, los materiales de las portada, las ilustraciones y los simbolismos que se realicen con estos y otros elementos para transmitir la intención del autor desde el primer momento para capturar al lector.
  • Selección de equipo y materiales:  En esta parte se deben de seleccionar materiales en función del costo, del tipo del libro o de la calidad deseada. Además de elegir una imprenta de acuerdo a sus especialidades, la calidad de su trabajo y el costo. En esto también se puede incluir la búsqueda de una calidad y tipo de impresión que resalte el contenido del libro.
  • Encuadernación

El autor recomienda a los interesados en convertirse en diseñadores editoriales algunas cosas como: aprender lo más posible sobre los procesos editoriales para saber con que se puede trabajar y experimentar y estudiar múltiples ejemplos del arte gráfico.

Corrección del manuscrito

En mi entrada anterior explicaba un poco el tema de los manuscritos y como estos son la base del proceso editorial. Su selección y aprobación, que implica una revisión da que no haya contenido que pertenezca a otras personas o que vaya de acuerdo con la política editorial, además de la definición de las condiciones de publicación y la delimitación de las responsabilidades de autores y editores, son sólo la primer parte del proceso, lo que sigue es la corrección del texto.

Aunque el autor tiene que entregar su manuscrito con la mayor calidad posible (sin faltas de ortografía, problemas de redacción y mucho menos datos incorrectos o que violan la propiedad intelectual de alguien más), el corrector tiene la labor de revisar el texto para garantizar la calidad, ya que se pueden ir algunos erroes “de dedo” , de redacción o de coherencia que pueden pasar desapercibidos por el autor y que necesitan ser vistos por alguien ajeno.

La calidad del texto repercute en los dos aspectos principales de la producción editorial, el empresarial y el cultural a partir de que una editorial que descuida sus textos y es mezquina con la contratación de personas que revisen los textos, aunque es evidente que hay consumidores que prefieren un costo menor a pesar de una baja calidad en el cuidado del texto (no voy a quemar  o señalar, pero en el caso mexicano hay varias editoriales con títulos a bajo costo pero errores de redacción y ortografía bastante notorios en sus publicaciones).

Antes de seguir, un dato que yo desconocía es que el interlineado doble tiene el propósito de facilitar la lectura y la corrección del texto ya que permite ver sin confusiones las palabras y signos, además de que en el especio entre los caracteres se pueden realizar anotaciones y correcciones. Tal vez a algunos les parezca obvio, pero bueno, esas cosas no son explicadas frecuentemente (y yo no soy de los que corrige textos ajenos frecuentemente), quienes lo desconocían ahora pueden aprovechar esta herramienta y defenderse cuando los acusen de flojos. Fin del dato curioso y útil.

El trabajo de corrector debe quedar a cargo de personas con un gran conocimiento de la lengua en la que se publicará, de la labor tipográfica y de las partes posteriores de la producción que dependen de la cantidad de texto que se requiere.

 Además, de acuerdo con las características del texto (si es una traducción, un texto científico, etc.) se debe contar con un corrector que conozca del tema para poder tomar las decisiones necesarias en beneficio de comunicar la idea del texto. Debido a esto y a motivos económicos, muchas editoriales no tienen correctores como empleados fijos, si no que los van contratando para determinados encargos de acuerdo a sus conocimientos, la desventaja de esto, señala Smith, es que el correctos también debe ponerse de acuerdo con otros integrantes del proceso como los diseñadores,  comunicación que no es tan cercana cuando no es un miembro de tiempo completo de la editorial.

El corrector de estilo debe de estar atento de los siguientes aspectos durante su revisión del texto:

-La legibilidad del texto era un factor determinante para facilitar la labor de los tipógrafos, los encargados de teclear con gran habilidad y velocidad en las máquinas que producían los tipos móviles. Algo cada vez menos frecuente debido a los cambios tecnológicos en las formas de imprimir y editar los textos. Esto no significa que ya no sea importante, se tiene que supervisar la legibilidad para realizar las copias que serán de utilidad para otras partes del proceso.

-La uniformidad se refiere a que el texto debe de cumplir con criterios comunes, tanto en el lenguaje y los términos, ya que es necesario contar con un referente común, es por eso que varias publicaciones y editoriales especifican que diccionarios y manuales de estilo son los que utilizan para darle uniformidad en sus textos (los primeros ejemplos que me vienen a la mente son Proceso  y su manual de estilo periodístico, además de la revista  Algarabía que aclara que los diccionarios con los que guía su uso del español son los de la Real Academia y el Diccionario del Español de México).

Esto es de gran ayuda a la hora de definir que términos se emplearán  y cómo se pueden aclarar algunas dudas referentes a la ortografía y a la trasliteración  de términos de otras lenguas y sobre los que no hay un consenso común sobre como traducir (¿Se acuerdan de la controversia sobre como se escribía el nombre de Muammar al-Gaddafi?). También se necesitan criterios bien definidos sobre las abreviaturas, siglas, acrónimos y mayúsculas, ya que no hay códigos universales sobre sus usos en determinados casos, por lo que esto depende del conocimiento y la habilidad del corrector.

-La puntuación cuenta con normas, sin embargo, en algunos casos esta es utilizada de formas distintas con propósitos emotivos o del estilo del autor.

-También el autor agrega el problema del uso de recursos como las comillas o las letras cursivas en los textos, ya que existen dudas o múltiples usos para estos.

Gramática

Además de verificar la veracidad de la información y confirmar que el texto no vaya contra la legalidad o la propiedad intelectual de otros contenidos.

Esta es una labor compleja ya que el trabajo del corrector determina otras partes del proceso, de hecho este debe de estar trabajando con diseñadores, impresores y tipógrafos para lograr transmitir de manera correcta lo que el autor pretende comunicar; es indispensable la comunicación y la negociación con este último ya que el es el que define la intención de algunas características.

Guía para la publicación de libros

Datus C. Smith, Jr.

P.D. Puse un detalle en el texto que me pareció divertido, además de que me recordó una anécdota graciosa escuchada en clase, tal vez en ocasiones futuras lo haga con mayor frecuencia y de manera más original.