Los primeros pasos del proceso editorial

Desarrollo editorial: de la idea al libro

Como ya he mencionado en los textos anteriores, los editores tienen un doble propósito: administrar y coordinar un negocio, además pensar en las repercusiones sociales y culturales de los bienes que produce, no sólo como un difusor del conocimiento, también como un agente que motive la producción. Esto le otorga una gran responsabilidad, tanto con las decisiones que debe tomar personalmente como con la forma de coordinar a su equipo de trabajo

La base del trabajo editorial es el manuscrito, es decir, el texto del autor, el cual únicamente contiene las ideas y la información producida, compilada o analizada por este. A una editorial llegan cientos de manuscritos que esperan ser publicados. Son varias las maneras para que estos lleguen a una editorial. Algunas pueden ser:

  • Manuscritos enviados  a partir del prestigio del editor, o por la claridad en las intenciones de la editorial.
  • Personal de la editorial dedicado a buscar textos de acuerdo a las temáticas manejados por la empresa.
  • Textos por encargo, realizados por especialistas o personalidades en las temáticas de la editorial.
  • A través de premios cuyo propósito no sólo es el de buscar nuevo material para publicar, también es el de incentivar la producción creativa, generar expectativas en el público y consolidar la imagen de la editorial.
  • Agentes literarios, que son intermediarios al servicio de los autores; distribuye el manuscrito a varias editoriales y posteriormente, si es necesario, negocia los contratos para el autor.

Luego de recibidos, las editoriales los someten a un análisis de criterios como si se adecúan a las necesidades de la editorial y si cumple con las de publicación (económicos o de contenido), luego son sometidos a revisión por personal de la editorial o por consultores externos, quienes no sólo verifican los contenidos, también pueden aportar ideas para su producción y difusión.

A pesar de estar en un momento histórico en el que se publican miles de títulos anualmente, sólo son un muy reducido porcentaje, la gran parte de los manuscritos recibidos por una editorial son rechazados.

Los editores deben de tener conocimientos amplios sobre los temas que cubre la editorial, sobre la producción de estos bienes y de la administración de empresas ya que también debe de regular los trabajos de otros departamentos y saber como delegar responsabilidades.

Una parte importante en la industria editorial es la planeación y la administración de las finanzas. El negocio editorial es arriesgado y en muchas ocasiones la inversión inicial tarda años en recuperarse, es por eso que las editoriales tienen que buscar estrategias efectivas para recuperar la inversión de manera rápida y efectiva, además de llevar las finanzas en esos periodos.

Otro departamento elemental es el de distribución y ventas, ya que a partir de las características y posibilidades de cada título, los encargados de este departamento deben diseñar la mejor estrategia de ventas, ya sea de venta en tiendas o a instituciones privadas o públicas.

Advertisements

Trackbacks / Pingbacks

  1. Corrección del manuscrito | ¿Y que paso luego? - April 4, 2013

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: